Traductor de Contenido

Buscar este blog

Cargando...

martes, 9 de septiembre de 2014

“Sistemas antitéticos en búsqueda de las tres R’’

Autor: Mayelin Nathalia Abreu                                                  Profesor: Geovanny Vicente Romero



En innumerables ocasiones estudiábamos acerca de los Recintos Penitenciarios en nuestra casa de formación académica (UCE), investigando diferentes tópicos destacados en el Derecho Penitenciario, la aplicación de la ley 224-84 que rige la materia, más las políticas de desarrollo llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República, conjuntamente con la Dirección general de prisiones para seguir esbozando todo lo referido al Nuevo Modelo Penitenciario implementándose en el país desde el año 2004; empero, en lo que en mi concierne, después del recorrido impartido por la Licenciada Martha Arias, Consultora Jurídica y el Licenciado Desiderio Álvarez, Sub-Director de Asistencia de Tratamiento Penitenciario, correspondientes a Najayo Mujeres y Najayo Hombres no hubiésemos utilizado la expresión “Sistemas antitéticos en búsqueda de las tres R’’, que hace alusión a la comprobación palpable de que ambos centros se diferencian kilométricamente. Sin embargo buscando un mismo fin Rehabilitar, Readaptar y Reinsertar al interno.
Cuando pudimos tener acceso al recinto Najayo Mujeres, de entrada están los principios básicos consagrados por la resolución 45/111, firmada por la Asamblea General de la Naciones Unidas en 1990, con el propósito de humanizar la justicia penal, salvaguardando los derechos fundamentales de los internos y con el objetivo de planificar las políticas de prevención del delito, realidad que se vive en este centro, siendo galardonada por su excelencia obteniendo premios de primer y segundo lugar desde hace algunos años ya que su misión, visión y valores como institución están muy claras; sin embargo, es la otra cara que se vive en Najayo Hombre donde el estado infrahumano, la desorganización y el hacinamiento se observa a simple vista.
La Licenciada Martha Arias, nos mostró las instalaciones del recinto; la organización y la higiene en todo el centro es admirable así como también todos los servicios que le ofrecen a las internas, contando con los servicios médicos, tales como: ginecología, epidemiologia, psicología, odontología y oftalmología cuyos horarios son, 9-12 A.M y 3-6 P.M, así como también poseen una farmacia que mediante la receta emitida por el médico, la interna debe de informarle a la trabajadora social para que ésta pueda hacerle llegar los medicamentos correspondientes.
Otros de los servicios que posee el centro están una cafetería, un economato que hace referencia a los alimentos de despensa donde las internas mediante el uso de cupones pueden obtener los productos vendidos allí, ya que el uso de dinero es antirreglamentario.
Es obligatorio la instrucción de las internas, tal como lo expresa el art. 68 de la ley 224-84, pero si algunas de las internas al momento de ingresar al centro poseen una formación académica superior se integrarán al programa de enseñanza; todas deben de comprometerse con los programas impartidos en dicho centro, también existen otras actividades educativas tales como: cursos de manualidades, sala de tarea, bibliotecas que están realmente equipadas y actividades religiosas de cualquier índole; es muy importante mencionar que la Universidad de la Tercera Edad se encuentra colaborando con la educación de éstas contando con las carreras de psicología y derecho actualmente, mi pregunta sería,  ¿Realmente estas internas podrán integrarse al ámbito laboral, con vocación y entrega o sólo es por llenar un requisito del recinto?, nos quedará la interrogante.
“El trabajo se considera como un tratamiento penitenciario”, por eso en el recinto cada interna tiene su función, algunas se dedican a la panadería, salón de belleza, bisutería y decoración. Cabe destacar que todos los productos pueden ser adquiridos por el público en general a precios asequibles por la vía administrativa puesto que, esos recursos son destinados para el mantenimiento del centro, así como también beneficia al Estado para forjar políticas y poder seguir implementando la transición en los recintos que todavía se encuentran en el viejo modelo. Sólo resta mencionar que dicho trabajo es remunerado tal como lo expresa el art. 61 de la ley 224-84,  dividido dicho sueldo un 10% para la Dirección General de Prisiones, 50% manutención de su familia, 30% para el fondo de reservas y otros 10% para su uso personal.
En Najayo Hombres es todo lo opuesto, los internos se encuentran de ociosos  no tienen estipulados los horarios de actividades, servicios médicos, ni le es obligatorio la instrucción; el uso de dinero, cigarrillos, compra y venta de objetos punzantes está a la orden del día en los pasillos del viejo modelo penitenciario, esto es ¡catastrófico!, ahora bien, desde hace ya 10 meses este centro se encuentra en una etapa de transición al Nuevo Modelo, hasta la fecha sólo se ve la diferencia en uno de los pasillos que anteriormente recibía el nombre de “Vietnam” , bautizado por los mismos internos ya que, los motines y las malas conductas eran su diario vivir. El centro cuenta con el 22% de sus internos en el Nuevo Modelo.
Sin embargo no cuenta con la división de los periodos de observación, tratamiento y prueba, como sucede en Najayo Mujeres, las internas se encuentran divididas en preventivas y condenadas identificadas con t-shirt verde y azul respectivamente, en el recorrido nos expresaban que las internas al momento de su segregación no se evaluaba el aspecto económico de las mismas, sino por la peligrosidad que depende del daño social que ha ocasionado.
 Llevan al pie de la letra los parámetros de vestimentas del centro, depositadas por sus familiares; la otra cara se encuentra en Najayo Hombres, los internos andaban como si estaban en un parque de diversión pudiendo usar lo que ellos entiendan, visualizándose el status económico de cada cual.
‘’Da la impresión que viven ratas de alcantarilla’’, ya que el estado de los alojamientos es deplorable, estando cubiertas todas las camas como especie de casas individuales, los vigilantes no puedes verificar que tienen dentro de allí, los techos son una especie de jaulas confeccionadas por los mismos internos para poder acobijarse en las noches; el plantel tiene 894 camas y cuenta con 1,812 internos, 821 son preventivos y 107 extranjeros, el hacinamiento es una de las grandes problemáticas que afecta el centro; ambas autoridades coincidieron en hacerle una exhortación a los jueces competentes de otorgar otras medidas de coerción establecidas en el art. 226 C.P.P  a los ciudadanos que cumplan los requisitos para imponérselas no así prisión preventiva, si se realiza de está forma la sobrepoblación carcelaria disminuiría de manera considerada ya que también en Najayo Mujeres actualmente existe 281 internas de esas 216 tienen status de preventivas y 71 de ellas están purgando su pena.
En cuanto a las visitas destacamos las llamadas “Visitas conyugales”, ambos centros las permiten, pero es menester mencionar que la diferencia que los divide es el lago mar caspio” puesto que, no existe ningún control, ni ningún lugar destinados para estos fines en cuanto a las visitas de esta índole en Najayo Hombres, sus encuentros deben de realizarse dentro del alojamiento del interno, ningún tipo de privacidad ni higiene; en cambio en Najayo Mujeres se autoriza mediante la oficina coordinadora después de evaluar la situación presentada por la interna, es decir,  debe de mostrar un buen comportamiento, presentar acta de matrimonio a falta de ello un acto notarial que avale su lazo, hijos si los hubiere y por último y no menos importante, análisis de fluidos tanto para proteger a la interna como para proteger a la pareja de ésta,  aprobada dicha visita debe de sujetarse al uso de preservativos y medicamentos anticonceptivos.
El escenario que se vive en Najayo Mujeres está sujeto a los parámetros de la ley por tales razones en la actualidad tiene una interna embarazada y 10 niños menores de un (1) año con las atenciones y cuidados requeridos; contribuyendo el Departamento de Bienestar Social a unir los lazos familiares dando la oportunidad a la madre poder alimentar a su hijo como es debido; los niños que son mayores de un (1) año pueden visitar a la madre en un ambiente propicio para este, decorado de pintorescos colores y caricaturas para que éste no enfatice los barrotes ni sea traumatizante dicha situación.
El Centro Najayo Mujeres cuenta con la capacidad de habitación de 309 internas, en la actualidad hay 287, la Licenciada Martha Arias nos decía que no puede haber hacinamiento debido a que no se puede llevar un periodo de tratamiento conforme lo establece la ley; si ocurriere el incremento poblacional de las internas llegando a su límite de capacidad no pueden aceptar a otras internas, comunicando dichos inconvenientes a la Fiscalía correspondiente. La reincidencia está en un siete por ciento (7%) y el reingreso 20%. En Najayo Hombres a pesar de las carencias que tiene el centro y su grave hacinamiento, tiene un quince por ciento (15%) de reincidencia pero las estadísticas de reingreso no fue posible conseguirlas…
 El hecho punible más común en ambos centros es el homicidio, aunque la sociedad piense que el patrón conductual del hombre es más violento que el de la mujer, las estadísticas hacen relucir que 910 hombres están sujetos a pena privativa de libertad por ese hecho ilícito; Najayo Mujeres es de 92 internas;  seguido en ambos centros por violación a la ley 50-88, 31 por robo, 33 por violencia intrafamiliar, violencia sexual 2 seguido de, riñas, estafas, lavado de activo, etc.
No todo lo visto en Najayo Hombres fue mala experiencia, al contrario ellos han avanzado en todos los aspectos, no es lo mismo comenzar desde el principio como Nuevo Modelo tal como ocurrió con Najayo Mujeres la cual fue el segundo modelo implementado en el país,  ellos han extenuado sus esfuerzos para que siga avanzado día tras día, uno de los avances palpables es el “medio libre” que consiste en poner a prueba a los internos que se encuentran casi finalizando su pena ofreciéndoles permisos laborales, de estudios en universidades de Santo Domingo y permitiendo afianzar los lazos familiares y de reinserción social, implementado por la Sub-Dirección de Coordinación Nacional.
Ya para finalizar…

Como el objetivo del Nuevo Modelo Penitenciario son las tres R, Rehabilitación, Readaptación y Reinserción, nuestro país ha trabajado arduamente para humanizar y fortalecer las carencias de los centros de todo el país, la formación de los Agentes de Vigilancia de Tratamiento Penitenciario VTPs así como su personal administrativo ha sido uno de los puntos clave, ya que hemos comprobado que la educación recibida por la Escuela Nacional Penitenciaria (ENAP) es muy buena en ambos centros, dando pasos agigantados respecto a la materia, solo resta decir que falta mucho por hacer pero vamos por buen camino, el Dr. Francisco Domínguez Brito conjuntamente con el Mayor General Tomás Holguín de la Paz con sus equipos respectivamente, están trabajando para seguir mejorando y seguir siendo reconocidos internacionalmente en materia penitenciaria.